Semarnat actualizó la NOM-001 luego de 25 años de contaminación de agua en el país

Desde la Comisión de Recursos Hidráulicos, hemos logrado la actualización de la NOM-001, para gozar de agua más limpia y proteger nuestro recurso natural.

En estos casi 25 años, se permitió que se contaminara el 70% del agua descargando aguas residuales en ríos, mares, cuencas y demás depósitos, corrientes de agua incluyendo las aguas del subsuelo, usando parámetros obsoletos desde 1997. Además de que la Ley Federal Sobre Metrología y Normalización establece que las Normas se deben actualizar cada 5 años. Dada esta situación muchas granjas y fábricas contaminaron el agua de sus alrededores.

En nuestro enfoque hacia el lado verde y sustentable, atender la contaminación de los cuerpos de agua a fin de garantizar el derecho humano de las y los mexicanos sobre este recurso es prioritario. En 2019 en el senado mexicano, presenté un exhorto para actualizar la norma 001 con lo que ahora se puede combatir mejor la contaminación de la industria.

En tanto, la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SEMARNAT-2021,  establece los límites permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en cuerpos receptores propiedad de la Nación.

Los límites técnicos de la Norma vigente no solo son obsoletos, sino que además no corresponden a la problemática actual de la calidad del agua en México, vulnerando con ello el derecho humano de la población de contar con agua de calidad, así como al saneamiento de la misma.

Las principales modificaciones de la NOM-001 se refieren a los parámetros de color verdadero, temperatura, demanda química de oxígeno y toxicidad, estableciendo 35 grados como temperatura máxima para la descargas en ríos, bajando cinco grados al parámetro que existía en la NOM de 1996.

Este tratamiento de aguas residuales, generará un ahorro considerable al liberar el agua de primer uso para actividades como limpieza y riego; disminuir la presión hídrica y la sobreexplotación de los acuíferos, así como la prevención de la contaminación de los cuerpos de agua y las enfermedades diarreicas, lo cual tiene un efecto positivo en el ambiente y en el bienestar de las comunidades.

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *