¿Qué necesitamos en México para ser la próxima capital tecnológica?

La tecnología es nuestro aliado y en México tenemos el potencial de convertirnos en una capital tecnológica del mundo.

Soluciones en la nube, Inteligencia Artificial, conectividad 5G y el Edge Inteligente son los principales ejes del crecimiento de numerosas industrias en el mundo y, aunque el incremento en su adopción debería ser una cuestión natural, en el país persisten muchos retos aún en esta materia, debido a creencias erróneas sobre su uso, la falta de inversión y la escasez de talento.

Tenemos un mercado dinámico y relativamente resistente a las fluctuaciones económicas globales, una población extensa en la edad correcta para impulsar la productividad y la competencia, así como una cercanía estratégica con los Estados Unidos.

Muestra de ello es que, gracias al talento de muchos mexicanos, nos hemos convertido en punta de lanza y referente en la región en temas de finanzas, manufactura y desarrollo tecnológico. Guadalajara, por ejemplo, se ha convertido en el famoso “Silicon Valley Mexicano”, un lugar del que han surgido algunas de las innovaciones que están presentes en la tecnología que está cambiando a todo el mundo.

De acuerdo con un informe reciente de la UNESCO en la región, México dedica menos del 1% del PIB en ciencia y tecnología. La diferencia del estado de transformación digital entre las PyMEs, que representan aproximadamente el 99% de las empresas del país, y el resto de las compañías que son consideradas como grandes, representa un reto considerable. Con mayor inversión en este rubro y de acuerdo con la consultora IDC, México podría aumentar hasta en 5.5% el tamaño de su economía y hasta alcanzar una tasa de crecimiento superior al 42% en digitalización en el sector PyME.

Se necesita continuar reforzando la colaboración entre el sector público y privado. El gobierno necesita empezar a ver al uso de tecnologías como su mejor aliado para asegurar el desarrollo sostenible del país y la mejor forma para cerrar las brechas sociales y económicas. Así, al sumar acciones de la iniciativa privada, tener el soporte del gobierno e impulsando talentos es como México podría llegar a ser próxima capital tecnológica del mundo.

Fuente: Forbes

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *