¿Por qué los manglares son fundamentales contra el cambio climático?

Un tipo de bosques inundados de agua salada y barrizales, con árboles que albergan enjambres de mosquitos que a menudo despreciamos y que, sin embargo, son uno de los ecosistemas más fascinantes de nuestro planeta: los manglares.

En Yucatán tenemos varios manglares, que aunque pueden ser considerados llenos de mosquitos y no tan atractivos como las playas, cuentan con numerosos beneficios y un mayor valor de lo que se creía.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Caribe es vulnerable de sufrir inundaciones y tormentas. Los manglares son un ecosistema de bosques y humedales formado por árboles y arbustos que crecen en agua salobre y salina a lo largo de las costas tropicales y subtropicales.

Sus raíces están ancladas bajo el agua en sedimentos submarinos y se extienden por encima de la superficie. Las raíces zancudas de los manglares hacen una labor importante para proteger a las comunidades.

Se les conoce como los bosques del mar, ya que son un vivero natural de animales. Además, estos ecosistemas previenen la erosión del suelo y son vitales para proteger a las comunidades costeras.

Concretamente, estos bosques inundados pueden secuestrar hasta cinco veces más dióxido de carbono que las selvas tropicales. Juegan un papel clave a la hora de controlar los efectos de los gases de efecto invernadero y de mantener y regular la temperatura global.

Fuente: BBC

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *