Las granjas verticales pueden multiplicar por cuatro la productividad de la tierra

La agricultura es una solución a mejorar la crisis ambiental actual, y una forma factible de incluirla es las ciudades es a través de las granjas verticales.

Las granjas verticales llevan años entre nosotros, pero actualmente empiezan a ser una realidad. Por ejemplo, las granjas inglesas son capaces de multiplicar por cuatro la productividad de la tierra que cultivan sin utilizar más que luz natural. Es decir, incluso en climas con tan poca luz.

Por lo que, llevar este tipo de agricultura a las ciudades, podría significar una nueva era para mejorar la alimentación, generar empleo y beneficiar el ambiente.

El principal problema es que la agricultura estándar es una actividad que se sigue desarrollando en sistemas abiertos. Es decir, casi imprevisibles y llenos de riesgo en los que dos noches de heladas significan pérdidas de hasta 9 millones de euros. En la década de 1850, los agricultores neerlandeses crearon el invernadero moderno para solucionar ese problema de la forma más evidente: creando entornos físicamente cerrados.

Las granjas verticales son solo el siguiente paso adelante y no, no se parecen en nada ni a las granjas tradicionales, ni a los invernaderos. Son naves enormes llenas de estanterías blancas repletas de verdura. En el caso de Shockingly Fresh, un proyecto de Offenham (Reino Unido) que no usa calefacción y luz artificial, se cosechan miles de lechugas y coles asiáticas. También están empezando a cultivar fresas a gran escala.

Todo ello consumiendo menos agua, menos pesticidas y produciendo mucho más de lo que producimos por metro cuadrado. La aeroponía, la hidroponía, la acuaponía, la granjas modulares y otras muchas metodologías son las que están detrás de todo esto.

Fuente: Xataka

Foto: Pixabay

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *