La ESA y la NASA unen fuerzas para comprender el cambio climático

Se diseñará un nuevo conjunto de misiones centradas en la Tierra que proporcionarán información clave para guiar los esfuerzos relacionados con el cambio climático.

El cambio climático es un desafío que nos afecta a todos por igual, y del cual debemos hacer frente si queremos sobrevivir y dejar un planeta en optimas condiciones para las generaciones futuras. Soy un fiel creyente de que cada uno podemos sumarnos al lado verde y aportar por pequeño que sea, un granito al planeta.

Este tema es algo que preocupa a líderes y organizaciones mundiales, por ello, de acuerdo con el diario Excelsior, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA han formado una asociación estratégica para las ciencias de la Tierra y el cambio climático.

A través de la firma de una declaración de intenciones entre el director general de la ESA, Josef Aschbacher, y el administrador de la NASA, Bill Nelson, se tiene como objetivo allanar el camino para liderar una respuesta global al cambio climático, a través del monitoreo de la Tierra y su entorno con sus esfuerzos combinados en observaciones, investigación y aplicaciones de las ciencias de la Tierra.

¿Qué pretenden con esta iniciativa?

La idea es proporcionar información clave para guiar los esfuerzos relacionados con el cambio climático, la mitigación de desastres, la lucha contra incendios forestales y la mejora de los procesos agrícolas en tiempo real. La declaración de intenciones conjunta complementa las actividades en curso para el Observatorio del Sistema Terrestre.

Además, la ESA y la NASA están definiendo actualmente una nueva misión de gravedad para arrojar nueva luz sobre los procesos esenciales del sistema terrestre, como el ciclo del agua. Por ejemplo, «pesará» el agua en sus diversas ubicaciones, como subterráneas y en los océanos, para comprender la distribución y el transporte de la masa de agua.

Por medio de esta iniciativa explorarán y desarrollarán nuevas formas de trabajar juntos, lograr una sinergia entre sus actividades, coordinar y cooperar en intereses programáticos, científicos y políticos estratégicos clave, e identificar procesos para trabajar juntos de manera más eficiente y rápida.

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *