La bicicleta, un medio de transporte que puede salvar el planeta

De acuerdo a un informe sobre el cambio climático presentado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), una de las formas de salvar nuestro mundo del desequilibrio ambiental, será que más gente use la bicicleta como medio de transporte.

El grupo de científicos que asesoran a la ONU en materia de cambio climático afirma que, hemos acelerado la desestabilización de nuestro clima y que vamos en camino de un aumento de 3 grados en la temperatura del planeta. Lo que tendría consecuencias desastrosas para los humanos en el mundo entero, pero no todo está perdido, pues a su vez, los científicos integrantes del Panel aseguran que, caminar y utilizar la bicicleta para realizar nuestros traslados son una eficaz forma de ayudar a salvar al planeta del cambio climático.

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) de las Naciones Unidas (ONU) emitió un informe contundente sobre el impacto del calentamiento global en la vida de todos los habitantes del planeta, pues ponen como fecha para la catástrofe el año 2040, un periodo ubicado dentro del tiempo de vida de la mayoría de la población mundial.

Según el reporte, actualmente vamos en camino a un aumento de 3° C., muy por encima del máximo de 2° C. contemplado por los Acuerdos de París sobre cambio climático. Un máximo que, según los científicos, parece además cada vez menos deseable. Y el tiempo para actuar se nos está acabando, aseguran en el informe del IPCC, informe que ha sido descrito como “un último llamado” para salvar a la Tierra y sus habitantes de una inminente catástrofe ambiental.

Pero afortunadamente hay una forma muy sencilla y eficaz de reducir este inminente desastre ecológico, pues de acuerdo con el informe publicado una de las maneras de salvar nuestro planeta será que cada vez más personas hagan sus traslados caminando o en bicicleta para disminuir los viajes en automotores, pues son éstos, los responsables de alrededor del 70% de las emisiones de contaminación del aire que contribuyen a la formación de ozono troposférico, asociado con graves enfermedades cardiopulmonares en los seres humanos y la desestabilización de los ecosistemas del planeta.

Fuente: La bicikleta

Foto: Unsplash 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *