España invertirá 4,300 millones de euros en la producción de autos eléctricos ¿México debe hacerlo?

La tecnología para eliminar el efecto de contaminación en autos, cada vez se implementa con mayor fuerza en el mundo. Esta vez España pondrá en marcha la producción de vehículos eléctricos y baterías.

Por medio de una inversión de 4,300 millones de euros el Gobierno español impondrá un plan gubernamental que incluye toda la cadena de producción, dando subvenciones a las empresas con el objetivo de construir la primera planta de baterías del país e impulsar la fabricación de vehículos eléctricos.

Con ello, el sector privado podría aportar otros 19,700 millones de euros a la iniciativa entre 2021 y 2023, según las estimaciones del Gobierno. A medida que la industria enfrenta un cambio estructural hacia los vehículos eléctricos y una mayor integración tecnológica, España debe competir con Alemania y Francia para revisar las cadenas de suministro y reorganizar sus bases de producción.

Con la nueva inversión, que forma parte de un paquete de 13,000 millones de euros destinados a la movilidad sostenible, Sánchez espera que la contribución del sector a la producción económica alcance el 15% en 2030, frente al 10% actual. El programa podría estimular la creación de hasta 140,000 nuevos puestos de trabajo y dar un impulso a la economía nacional de entre el 1% y el 1.7%, según las previsiones del Gobierno.

Su objetivo es que el número de nuevos vehículos eléctricos matriculados alcance los 250,000 en 2023, un gran avance respecto a los 18,000 registrados en 2020, gracias a las iniciativas patrocinadas por el Gobierno para comprar coches menos contaminantes y multiplicar las estaciones de recarga.

¿Y México?

En México, las emisiones de CO2 contribuyen con el 66% del total de los GEI, y durante los últimos 20 años crecieron 24%. De estas, el transporte representa el 31%, de las cuales el 95% de los gases es generado por vehículos automotores. El país está en el top 15 de las economías con más emisiones contaminantes a nivel mundial, generando casi 1.5% de las emisiones anuales globales, según la Agencia Internacional de Energía.

Sin embargo, de acuerdo con datos proporcionados por la Asociación Mexicana de la industria Automotriz (AMIA) sólo en el periodo de enero-abril 2020 se vendieron en el país 7,635 autos eléctricos o híbridos enchufables. Fueron la Ciudad de México, el Estado de México, y Jalisco en donde mayor número de estas unidades se comercializaron.

Con información del Economista 

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *