El ecocidio debe ser tomado como crimen

Una destrucción ambiental severa, o «ecocidio», debería convertirse en un delito, por el bien de sus víctimas.

Los activistas esperan que esta definición sea adoptada por la Corte Penal Internacional (CPI). Si lo fuera, el ecocidio se sumaría al genocidio, los crímenes de lesa humanidad y los crímenes de guerra en la lista de los crímenes más graves del mundo.

Los llamamientos para criminalizar el ecocidio se remontan a la década de 1970, tras el devastador uso estadounidense del agente químico naranja en la guerra de Vietnam. El enorme daño que causó tanto al medio ambiente (destruyendo bosques y diezmando la biodiversidad) como a los humanos (dañando o matando a miles de personas) generó propuestas para una ley internacional contra el ecocidio.

Aunque inicialmente no tuvo éxito, en los últimos años se ha producido un aumento sin precedentes en el apoyo a la criminalización del ecocidio, incluso por parte de la República de Vanuatu, la República de Maldivas, Bélgica, Francia y la UE.

Los activistas afirman que esto pondrá fin a la inmunidad corporativa al hacer que los individuos en posiciones de poder corporativo rindan cuentas de sus decisiones destructivas. Pero se ha prestado menos atención a otro beneficio: el poder de la CPI para otorgar reparaciones a las víctimas.

Fuente: The conversation

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.