Desde las energías fósiles a las renovables

Existen dos tipos de fuentes de energía desde el punto de vista de su procedencia. Por un lado, están las renovables, cuyo crecimiento está siendo muy importante especialmente en los últimos años, contribuyendo a la sostenibilidad del planeta.

Se caracterizan porque se reemplazan con el uso del tiempo, es decir, que tienen una vocación de permanencia, no causando por regla general, un deterioro en el medioambiente y en los ecosistemas. Los parques eólicos, los solares o los basados en la energía hidráulica o en la mareomotriz son algunos ejemplos.

En España por ejemplo, según los datos de la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA), basados en las estadísticas del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), las energías renovables representan alrededor del 15% del consumo total tanto de hogares como de industrias, por delante de otras como la nuclear o las basadas en el carbón, pero, todavía, muy lejos del gas natural y del petróleo.

Por otro lado, las fuentes no renovables tienen el problema de que su uso es finito, por lo que están amenazadas permanentemente por el riesgo de desaparición si se produce una sobreexplotación continuada.

Esta realidad provoca, con frecuencia, una tendencia hacia el incremento en el precio del petróleo, de manera que a mayor coste, se desincentiva su empleo. Dentro de esta tipología, se engloban los combustibles fósiles, que se basan en los depósitos de organismos fósiles que en algún momento del pasado estuvieron vivos.

Gracias a un proceso que se extienden durante varios siglos, se conforma el combustible fósil a través de las uniones que se producen entre el carbón y el hidrógeno a partir de la descomposición de la materia orgánica, es decir, de todos aquellos restos de plantas o animales que tras morir se han ido transformando por la acción de la propia naturaleza.

Fuente: BBVA

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *