¿Cómo usar el agua de lluvia?

Recoger el agua de lluvia en estas época puede ayudar a no gastar tanta agua potable

Aquí te contamos a través del Blog del Agua cómo poder aprovecharla

Riego de jardines

Al no contener ni cal ni cloro el agua de la lluvia es perfecta para el riego de nuestras plantas y jardines. ¿Habéis visto como lucen las plantas después de una lluvia? Tienen un brillo especial, y esto es debido a que el agua de lluvia es la mejor agua que le podemos dar a una planta. Ya que contiene lo justo y necesario para que viva. Y no tiene las sustancias dañinas que pueden afectarla negativamente. Por lo que estamos delante de una de las grandes utilidades del agua de lluvia. El riego de plantas y jardines. Se estima que un césped consume entre 200 y 450L de agua por m² cada año. Id calculando el ahorro que podéis tener…

Riego de huertas

Por el mismo motivo que describo anteriormente, la ausencia de cal y cloro permite que utilicemos el agua de la lluvia para regar huertas vegetales y frutales, ya que estos nos ofrecerán unos frutos mucho mejores. En caso de huertas, al necesitar un sistema de riego por goteo, tienen un consumo menor que un jardín con césped, pero estaríamos hablando de unos consumos entre los 100 y 350L de agua por m² cada año.

Cisternas de wc

Estamos delante del elemento de la vivienda que más consumo de agua provoca, la cisterna del wc. Cada vez que tiramos la cadena estamos utilizando 9L de agua potable. ¿Habéis multiplicado la cantidad de veces que cada persona la utiliza a lo largo del día? Se estima que cada persona gasta 8.800L de agua cada año por este motivo…una barbaridad. Pues toda esta agua malgastada la podemos sustituir por agua de lluvia. Además, al utilizar agua de lluvia que no contiene cal, alargaremos la vida útil de la descarga del wc, las juntas de goma se gastarán menos y no se deberan cambiar tan a menudo.

Lavadora

El segundo elemento de la vivienda que más agua potable gasta es la lavadora. Además, se utiliza a diario y según las famílias varias veces al día (los que tenemos niños sabemos de qué hablamos)…Los datos de varios estudios determinan que cada persona gasta unos 3.600L de agua cada año lavando ropa. Otra ventaja que tenemos al utilizar agua de lluvia en la lavadora es que la no presencia de cal ni cloro. Lo que nos ahorra serios problemas de acumulación de cal en la resistencia de la lavadora, causa de nombrosas averías. Al ser una agua blanda, el agua de lluvia nos permite ahorrar jabón. Sí, jabón, se necesita menos jabón cuando utilizamos agua de lluvia.

Limpieza general

El agua de lluvia también se puede utilizar para la limpieza general. Es decir, fregar el suelo, limpiar cristales, limpiar el coche, etc. ¿Sabíais que estas limpiezas pueden ocasionar consumos de hasta 1.000L por persona cada año?

Precisamente, lavar los cristales con agua del grifo ocasiona las manchas blanquecinas que aparecen cuando a los cristales les da el Sol. En cambio, si se lavan con agua de lluvia estas manchas no aparecen. Dejando un resultado impecable

Piscinas

Esta es la única utilidad que necesita de un tratamiento especial para poder ser suministrada con agua de lluvia. Podemos utilizar agua de lluvia para rellenar la piscina. Hay que tener en cuenta que para poder llenar una piscina se necesita una gran cantidad de agua. Seguramente no la podremos obtener a no ser que tengamos una cubierta enorme y un gran depósito. En cualquier caso, podemos rellenar las pérdidas de agua de la piscina, por evaporación y por rebose, con agua de lluvia. Sólo es necesario que el agua de lluvia pase por el sistema de filtración de la piscina. Y que luego se haga una nivelación del PH y del cloro en caso de que la cantidad aportada sea importante.

Foto: Inge Maria en Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *