¿Cómo el explosivo crecimiento de China lo convirtió en el principal contaminante del mundo?

Los expertos coinciden en que si China no hace grandes reducciones en la liberación de contaminantes al ambiente, el mundo no puede ganar la lucha contra el cambio climático.

El presidente de China, Xi Jinping, ha dicho que su país buscará que la emisión de dióxido de carbono (CO2) alcance su punto más alto antes de 2030, para entonces lograr la neutralidad en 2060. Si bien todos los países enfrentan problemas para reducir sus emisiones, China tiene el mayor reto.

Las emisiones por persona en el país asiático son aproximadamente la mitad de las de EE.UU., pero su enorme población de 1,400 millones y su explosivo crecimiento económico lo han llevado muy por delante de cualquier otro país.

Reducir las emisiones de China es posible, según muchos expertos, pero requiere de un cambio radical. El carbón ha sido la principal fuente de energía del país durante décadas y su uso está aumentando.

China argumenta que tiene derecho a hacer lo que los países occidentales han hecho en el pasado: liberar CO2 para desarrollar su economía y reducir la pobreza. También ha financiado centrales eléctricas de carbón fuera de China a través de su iniciativa de la Nueva Ruta de la Seda, aunque ahora parece estar reduciendo sus nuevas inversiones.

China fue uno de los primeros países en adoptar las tecnologías verdes como medio para lidiar con la contaminación del aire, un problema grave para muchas de sus ciudades.

El gobierno también cree que esas tecnologías tienen un enorme potencial económico, pues además de que generan empleos e ingresos a millones de chinos, reducen la dependencia del petróleo y el gas extranjeros.

El país asiático genera más energía solar que cualquier otro del mundo. Puede que eso no sea tan impresionante dada la enorme población de China, pero es una señal de hacia dónde se dirige el país.

Llegar a cero emisiones netas de gases de efecto invernadero no significa que China dejará de producir emisiones. Significa que China reducirá las emisiones tanto como sea posible y absorberá el resto mediante una combinación de diferentes enfoques. China tiene varias grandes ventajas, en particular su capacidad para ceñirse a estrategias a largo plazo y movilizar inversiones a gran escala.

Fuente: BBC

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *