Ahora las lavadoras también pueden ser sustentables

El número 27 de la revista +Ciencia de la Facultad de Ingeniería nos trae un interesante artículo sobre las lavadoras. Las lavadoras también pueden ser sustentables

Muchas personas establecen que la lavadora automática ha sido una de las invenciones más revolucionarias de nuestro tiempo, ya que esta máquina transformó la vida de millones de personas, especialmente en el área doméstica.

No podemos negar que este invento ha simplificado ampliamente la actividad de lavado tanto a nivel doméstico como industrial; sin embargo, es uno de los electrodomésticos que más agua consumen en nuestros días, ya que emplea entre 52 a 62 litros de este líquido por ciclo, ocasionando que esta máquina sea posicionada como uno de los principales factores de desperdicio en la creciente crisis hídrica que afecta a más del 40% de la población mundial.

Actualmente, existen muchas alternativas ecológicas como los jabones hechos a base de compuestos naturales. No obstante, la opción más prometedora es aquella propuesta por el especialista en química textil de la Universidad e-Leeds, Stephen Burkinshaw, las perlas de material polimérico, tras darse cuenta de que el papel del agua en el proceso de lavado era meramente secundario; mientras que los actores principales eran el jabón, encargado de disolver las manchas y eliminar los malos olores, y la fricción mecánica entre las aspas de la máquina y las prendas.

Al observar que las perlas poliméricas podían absorber con la misma eficacia las manchas más comunes de la ropa que la tinta, Burkinshaw decide aliarse con la empresa Xeros Technology Group para crear la primera lavadora que solo requiere una medida mínima de agua y jabón, y perlas de polímero de nylon primario. Esto es posible gracias a que este tipo de polímero cuenta con una propiedad denominada “polaridad”, la cual, con el movimiento de la lavadora hace que dichas esferas raspen las prendas y atraigan a su centro las partículas de suciedad y grasa, logrando así que 23,000 perlas, llamadas XOrbs, sustituyan 25 galones de agua que se requieren por lavado.

Además, por su carácter hidrófobo, estas esferas resisten alrededor de seis meses de ciclos de lavado, y una vez que alcanzaron su potencial de absorción, se les puede reciclar o reutilizar en otros procesos en donde no importe el color del polímero, ocasionando que prácticamente estas perlas nunca paren en la basura y sean una opción sustentable.

Por otro lado, los creadores de esta innovadora lavadora establecen que, si se reemplazaran todas las lavadoras tradicionales por su prototipo, se ahorrarían aproximadamente 1,200 millones de toneladas de agua de forma anual, lo cual equivale a 17 millones de albercas medianas. Este cambio reduciría la huella ecológica a una cantidad semejante al retiro de 5 millones de autos de las calles.

Fuente: Anahuac

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *