37% de los hogares en México tienen algún grado de pobreza energética

Nuestro mundo tiene grandes crisis vinculadas con el medio ambiente, el cambio climático y la pérdida de biodiversidad son reconocidas como grandes amenazas al bienestar social y a las economías de los países.

Según un estudio desarrollado por el Colegio de México y el Colegio de la Frontera Norte el 37% de los hogares tienen algún grado de pobreza energética. De acuerdo con Ninel Escobar Montecinos, subdirectora de Cambio Climático y Energía en WWF México:

“Se necesita una respuesta global y una respuesta individual de cada país. Lo que se requiere es la descarbonización de la economía para que logremos crecer y conseguir prosperidad económica sin que esté vinculado a las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que provocan el problema del cambio climático».

“El sector energético es relevante para la economía de México, por ello, es imposible pensar en descarbonizar la economía, sino descarbonizamos el sector energético, para lo que se requieren múltiples estrategias urgentes de acelerada implementación para que esto ocurra lo antes posible.

“La ciencia ha dicho que tenemos más o menos 10 años para detener el problema o para no rebasar el umbral que ya se ha determinado para los 1.5 grados en el cual, la adaptación del cambio climático se vuelve inmanejable”, mencionó Escobar en el webinar “Las metas climáticas de México y el rol de la energía fotovoltaica”, organizado por Solar Power México.

Explicó que las NDC representan los compromisos de cada país para reducir las emisiones de GEI y adaptarse a los efectos del cambio climático.

”Nuestra Ley General del Cambio Climático incluye a las NDC como instrumento. Los compromisos que retoma México en cuanto a mitigación no condicionada es la reducción de 22% de los GEI y la reducción del 51% de compuesto, como es el caso del carbono negro (el carbono negro es el hollín que resulta de los procesos incompletos de combustión)».

Escobar Montecinos explicó que de manera condicionada, en el caso de que existan esquemas de financiamiento, de cooperación, el establecimiento de un precio del carbono, el establecimiento de compromisos que estén a la altura del reto global del cambio climático este incremento puede llegar hasta un 36% de las emisiones GEI y hasta un 70% en la reducción del carbono negro.

Dijo que las acciones de mitigación en el caso de la generación de energía eléctrica se estableció: la promoción e integración de energía eólica y fotovoltaica en la matriz eléctrica para conseguir el 35% en 2024, el fortalecimiento de la infraestructura de transmisión y distribución, incluyendo redes inteligentes y aplicaciones de almacenamiento y el uso en otras aplicaciones como movilidad eléctrica.

El director de políticas para el cambio climático mencionó que la mitigación enfocada en residencial y comercial contempla la implementación de techos solares bajo esquemas de generación distribuida para usuarios domésticos y comerciales, además de que la secretaría se encuentra apoyando el desarrollo del programa NAMA de techos solares.

Nuestro país tiene que formular pronto políticas energéticas donde seamos capaces de acomodar una serie de criterios y elementos con los que todos estemos de acuerdo, así lo consideró Adrián Fernández, director de la Iniciativa Climática de México.

Fuente: El Economista

Foto: Unsplash

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *